La terapia del par Biomagnético

Dr. Isaac Goiz Durán

Trabajamos la teoría del par biomagnético, del fantástico doctor Isaac Goiz Durán, que se basó en los descubrimientos y teorías del Dr. Richard Broeringmayer según las cuales los campos magnéticos alteran el nivel de acidez del cuerpo.

Mediante las técnicas del dr. Goiz, buscamos equilibrar el PH del cuerpo utilizando imanes de una potencia superior a 1000 gauss (son considerados como inocuos) que nivelan los niveles de acidez-alcalinidad del cuerpo. Dicha técnica no requiere de manipulación del cuerpo alguna, inyección de sustancia alguna ni tan siquiera de ingesta de medicación alguna. Además, no altera cualquier otro tratamiento que se esté llevando a cabo.

El objetivo del biomagnetismo es mejorar la salud. No obstante, en Kuraia, como posturólogos, hemos observado que los desequilibrios del PH activan los sistemas de stress manteniendo tensiones musculares continuadas e inconscientes, además de asimetría.

Digamos que un organismo vivo, al sentirse atacado, hostigado o violentado (alteración del PH), tiende a mantener una tensión muscular global y continuada como método de defensa hasta que la causa desaparezca.

Precisamente, en la mayoría de focos de desequilibrio de PH, se alojan patógenos (hongos, bacterias, virus y parásitos) que el cuerpo entiende como ataques, generando un acortamiento muscular de todos los encadenamientos que lo atraviesen o bien en el conjunto del traje muscular (concepto que usamos al hablar de todos los encadenamientos musculares a la vez). El biomagnetismo propicia diversos niveles de mejora en una gran cantidad de enfermedades. En resumen, en Kuraia, usamos el par biomagnético esencialmente para que la persona deje de “apretarse”, de contraerse de forma inconsciente, posibilitando, favoreciendo y enfatizando el trabajo postural.

Al corregir distorsiones del PH involucramos áreas como la bioquímica, biofísica, energética y electromagnética de la vida.

En definitiva, tener un punto de desajuste de PH implica que reaccionemos como si nos pellizcaran, plegándonos con todo el cuerpo sobre el punto de dolor, de tensión, de hostilidad, de ataque.

Esquema sacado del libro:el par biomagnetico de Isaac Goiz Durán
Esquema sacado del libro:el par biomagnetico de Isaac Goiz Durán

Cómo y por qué funciona el biomagnetismo. Qué es el par biomagnético.

El par biomagnético en el que se basa la eficiencia del biomagnetismo, es un conjunto de pares de puntos que han recibido excesos de cargas eléctricas, que producen en nuestro cuerpo polos mágnéticos positivos y negativos, al igual que los de un imán, lo cual desequilibra el pH químico y lo hace ser más ácido o alcalino.

Este desequilibrio eléctrico y las alteraciones que provocan propician la aparición de virus, bacterias, hongos y parásitos que, actuando al mismo tiempo, provocan la mayoría de las enfermedades más graves que padecemos los humanos.

El profesional puede rastrear bionergéticamente los distintos pares magnéticos afianzados en el cuerpo del paciente, descubrir los que están infectados o en malfuncionamiento y mediante imanes de potencias superiores a 1000 Gauss, aplicando la polaridad correcta en esos puntos, se empuja el exceso de cargas positivas contra las negativas, logrando así que se neutralicen y equilibrando el pH que debe tener un organismo sano. A esto se le conoce bajo el nombre de Nivel de Equilibrio Normal (NEN)

Al llevar al cuerpo a un estado óptimo de equilibrio, los microbios patógenos se encuentran con un ambiente hostil no apto para su reproducción, por lo que acaban pereciendo en plazos muy cortos de tiempo.

El dr. Goiz estableció un mapa exacto de estos pares de puntos en el cuerpo humano, así como el tipo de microorganismo patógeno que ocupa cada uno. Gracias a él y al método de reconocimiento que establece, se pueden identificar ya desde la primera sesión enfermedades que ni siquiera el paciente sabe que tiene, salvo que se haya efectuado exámenes previos.

Otro descubrimiento del Dr. Goiz fue que los microbios se comunican a través de ondas electromagnéticas con otros gérmenes, con los cuales establece lazos de resistencia frente al sistema inmunológico humano. El uso de imanes en los puntos clave de los pares biomagnéticos, interfiere dicha comunicación, debilitando la resistencia de los microorganismos.

Combinando la efectividad de los imanes proporcionando neutralidad del pH y cortando la comunicación entre microbios, se consigue que en un plazo muy breve se debiliten y perezcan, mejorando el paciente notablemente.

Otros efectos beneficiosos del biomagnetismo son el equilibrio de las glándulas endocrinas, su capacidad de desintoxicar el organismo y una mejora del estado anímico.

En resumen, el biomagnetismo es un tratamiento apropiado para muchas dolencias diferentes, tanto de índole física como emocional, logrando mayores porcentajes de éxito que otros métodos, especialmente cuando hablamos de enfermedades crónicas y complejas. Incluso algunas enfermedades que la medicina tradicional cataloga como incurables, pueden ser aliviadas con el biomagnetismo.

En cuanto a su aplicación, hablamos de una técnica muy sencilla, de gran efectividad, poco invasiva y que no presenta ningún tipo de efecto secundario. Su aplicación no precisa del uso de la electricidad ni que el paciente permanezca desnudo, pues los imanes se aplican sobre la ropa, ya que la tela no impide el paso del magnetismo.

Reproducir vídeo